Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página

Cova Tallada en kayak

¡Desvela una atractiva cueva con muchos secretos!

Detalles Rápidos

Personas A partir de 9 años
50

Llévate un recuerdo mágico con la excursión en kayak a la Cova Tallada

Con nuestra ruta en kayak a la Cova Tallada no sólo disfrutarás de un itinerario fantástico y refrescante, sino que también descubrirás los maravillosos secretos que se ocultan dentro de esta cavidad natural en los acantilados entre Dénia y Jávea.

Accesible tanto por tierra como por mar, ponemos a tu disposición nuestros kayaks biplazas y autovaciables para que tu familia, tus amigos y tú podáis asombraros de la belleza que esconde la Cova Tallada.

La ruta comienza en la playa de Les Rotes, en Dénia, zona con pequeñas y tranquilas calas donde nuestros guías realizarán la instrucción sobre el uso de los kayaks, además de explicar el itinerario que se va a seguir.

Después de 20 minutos de remo, bordeando los preciosos acantilados, llegarás a la Cova Tallada, pasando por debajo de sus increíbles arcos que te darán la bienvenida a todos los tesoros del lugar.

Primero disfrutaás de la parte más exterior de la cueva, un espacio relajante con piscina natural a los pies de la propia cueva que invita a bañarse y practicar snorkel en los alrededores de la Reserva Marina con sus características aguas cristalinas.

Luego, con el uso de linternas frontales, te adentrarás en el interior de la Cova Tallada para explorar sus salas y pasillos en una visita de aproximadamente 15 minutos.

Finalmente, permítete tomarte algunos minutos más para recobrar fuerzas, comer y disfrutar de la apetecible sombra de este magnífico lugar antes de volver a la Playa de les Rotes.

La Cova Tallada, una cueva con muchos secretos que querrás contemplar con tus propios ojos

Situada al propio nivel del mar, dentro de la Reserva Marina del Cabo de San Antonio y bajo la influencia del Parque Natural del Montgó, se trata de una cueva, tallada y creada por el ser humano en los siglos XII – XIV. Está formada por una parte natural y otra artificial derivada de la extracción de piedra tosca, una roca calcárea que era utilizada para construcciones locales de algunas edificaciones en la zona, como la Iglesia de San Bartolomé en Jávea. Se divide en diferentes salas, algunas de ellas secas donde se pueden observar pilas que almacenan goteos de agua dulce.

¿Te aventuras?